lunes, mayo 27, 2019

En mi edad madura

"Cuando una mujer toma la decisión de abandonar el sufrimiento, la mentira y la sumisión. Cuando una mujer dice desde el fondo de su corazón: ‘Basta, hasta aquí he llegado’. Ni mil ejércitos de ego y ni todas las trampas de la ilusión podrán detenerla en la búsqueda de su propia verdad.

Ahí se abren las puertas de su propia Alma y comienza el proceso de sanación. El proceso que la devolverá poco a poco a si misma, a su verdadera vida.  Y nadie dijo que ese camino sea fácil, pero es ‘el Camino’. Esa decisión en sí, abre una línea directa con su naturaleza salvaje y es ahí donde comienza el verdadero milagro".

Mujeres que Corren con los Lobos. Clarissa Pinkola-Estés
  Estoy en mi edad madura, viviendo a planitud y dejando que mi mente y mi alma trabajen bajo sus propios ciclos y estaciones recorriendo diferentes estados de actividad y de soledad, de buscar y encontrar, de descansar, de pertenecer e, incluso, de desaparecer. Soy una mujer madura, las relaciones conmigo misma son diferentes, incluso van un paso más allá.
 
Digamos que estoy sintiendo una necesidad que no puedo dejar de atender: la de regresar a mí misma. Estoy aprendiendo a saludar a mis recuerdos en el momento oportuno, a bailar y a calmarme con ellos.

Es el momento en el que se ama el alma más allá de nuestras equivocaciones y de lo terrenal. Estoy amando mas aun a mis semejantes descubriendo mi corazón sereno con sangre ardiente que me ayuda a comprender qué clase de criaturas soy, con mis fortalezas y mis debilidades y eso no es malo, sino todo lo contrario.

La vuelta a la casa del alma significa hacerme conscientes de todo lo que ha acontecido en mi vida anterior y resolver aquellos conflictos creados en los ciclos previos a la mi madurez. Estoy trabajando en ello.
Amparo Ochoa - Mujer

4 comentarios:

  1. Todo lo que conduzca a una naturaleza salvaje de sangre ardiente sea bienvenido.

    ResponderEliminar
  2. Qué preciosa entrada India! La protagonista, que no sé si eres tú misma, está renaciendo como ave fénix, está abriendo los ojos a su verdadera esencia. Ojalá todas las mujeres tuvieran esas garras para zafarse de sus yugos (físicos o sicológicos). Si ya se encuentra en el altar de su alma y comienza a descubrir de donde y porqué ruge su sangre, podrá dominarla y hacerse a un camino más generoso con ella y con los demás.
    Mis felicitaciones y un inmenso abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Precioso vídeo, lo he escuchado varias veces.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  4. Parece que se borró mi comentario anterior.
    No es nunca tarde para aprender. Te veo valiente, repasando tu camino.
    Cuando el "Amar" toca a la persona, vuelves a vivir y a re conectarte con el universo.
    Video conmovedor y libertario.
    Abrazo fuerte India.

    ResponderEliminar

La herida causada por una lanza se puede curar, pero la causada por la lengua es incurable....

Proverbio árabe.